23 de marzo de 2015

LA NEVERA

¿Alguna vez te has planteado la importancia de una correcta distribución de los alimentos en la nevera? O mejor dicho, ¿alguna vez te has preguntado para qué sirve la nevera?

La nevera es un electrodoméstico que sirve para conservar determinados alimentos, ya que las bajas temperaturas retrasan el desarrollo de microorganismos y evitan que la fermentación aparezca antes de tiempo.

Ni el frío en la nevera está distribuido homogéneamente, ni todos los alimentos y productos tienen que guardarse en la nevera.

La nevera nos permite conservar alimentos pero es también un foco de contaminación. Los patógenos pueden pasar de unos alimentos a otros, y de hecho, como informan los expertos, una gran cantidad de enfermedades transmitidas por los alimentos que llegan a los hospitales se podrían evitar con un correcto almacenamiento de los mismos en la nevera.




La Nevera, aprender, organización

Carnes y pescados
Son los que más rápidamente se deterioran, por lo que se tienen que colocar en la parte más fría de la nevera que es la que se encuentra justo encima de los cajones a unos 2º C. Además, colocando estos alimentos en esta zona evitaremos que puedan producirse goteos de sus jugos a otros alimentos.

Este tipo de productos frescos no deben dejarse mucho tiempo en la nevera. La carne picada, es la que se contamina más fácil, y no debe de estar más de un día. El pollo, la ternera y el pescado aguantan hasta dos días y si están cocinados hasta tres.

Lácteos y embutidos
Deben colocarse en la mitad de la nevera que se encuentra a 4-5º C. En esta zona también podemos colocar los alimentos ya cocinados, las sobras, los pasteles, y los productos en cuya etiqueta aparezca "una vez abierto, consérvese en frío".

Frutas y verduras
En este caso, las bajas temperaturas pueden deteriorar frutas y verduras, por lo que deben ir en los cajones. 

Las papas, los ajos, la cebolla, los cítricos, los tomates, las berenjenas, los bubangos y los plátanos no conviene refrigerarlos, pero si lo tienes que hacer, mejor cuando ya estén maduros. 

Las que sí se deben guardar en la nevera son las fresas, cerezas, uvas, ciruelas, hortalizas de raíz (rábano, zanahorias, nabos, remolacha), los higos y todas las verduras de hoja verde (espinacas, lechuga, brócoli...).

La puerta es la zona menos fría, y donde se colocan las mantequillas, huevos, salsas y bebidas.

Además de una correcta organización de la nevera, también hay que tener en cuenta una serie de normas básicas para tener nuestra nevera en buen estado. 
- No llenar demasiado la nevera. Si colapsamos la nevera, no habrá espacio para que el aire circule y la distribución de la temperatura puede verse alterada.
- No coloques NUNCA comida caliente en el frigorífico. Deja que se enfríe. 
- Durante el verano baja unos grados la temperatura.
- Coloca los alimentos nuevos detrás de los viejos. 

Te aconsejamos que te hagas un dibujito de la nevera y lo coloques en la puerta, para que cada vez que traigas compra a casa oo tengas que guardar comida sepas dónde colocarla.

Esperamos que este artículo te haya sido útil.

"Me gustan más los sueños del futuro que la historia del pasado" (Thomas Jefferson).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...